Implicación de las familias en la educación

Cada vez vemos en nuestras aulas, de forma más acentuada y con mas frecuencia, la carencia que existe en las funciones, que como padres, deben llevar a cabo las familias, sobre todo en lo relacionado con el desarrollo integral de sus hijos, aspecto que es recogido dentro de la LOMCE, la formación integral de los alumnos.

Esta carencia, puede ser debida a factores muy diversos, tales como falta de tiempo, exceso de trabajo, etc, las familias lo que hacen para intentar paliar estas carencias es delegar en el centro educativo, en los abuelos, en las actividades extraescolares, en la televisión y en los dispositivos electrónicos; ciertas funciones que tradicionalmente se realizaban en el seno familiar, y que, por tanto,han pasado a otro ámbito, lo que está provocando grandes problemas en la propia construcción de la autonomía y la identidad personal de los alumnos.   

Si tenemos en cuenta los cambios que se están sucediendo en la sociedad a todos los niveles, y la manera tan vertiginosa en la que estos se están produciendo, debemos entender que la familia y la escuela cambian también de la misma manera, y, por tanto, deben tratar de coordinar las actuaciones entre ambos para conseguir el beneficio del alumno.

La herramienta para realizar esta coordinación y este trabajo en equipo entre ambas instituciones, dado que el objetivo que persiguen ambos es el bien del niño, es la acción tutorial.

Mediante la acción tutorial, tanto la escuela como la familia llegan a compenetrarse, de manera que alcanzan una mayor eficacia en la construcción de la personalidad del niño.

Es importante que desde estos dos ámbitos, familia y centro educativo, se entienda este trabajo como algo que debe de realizarse en común, y para favorecer esta coordinación debe existir cierta cordialidad entre los profesionales de la educación y las familias.

Deben compartir inquietudes, mantener una comunicación fluida donde el intercambio de información sea constante y veraz, ya sea sobre la educación, sobre los contenidos educativos, la metodología, o incluso, sobre sus propios hijos y sus estilos educativos.

Esta comunicación siempre se ha de realizar con un vocabulario que sea entendido por ambas partes y sin la utilización de tecnicismos, ya que estos pueden desenfocar la relación de intercambios entre los dos puntos al producirse malos entendidos cuando no entendemos que nos pretenden decir . Así mismo, es de vital importancia que exista una continuidad, tanto de casa al centro, como del centro a casa, de manera que cualquier decisión que se tome debe ser continuada en los dos ámbitos. En este sentido, es indispensable, que documentos que contengan información relativa al funcionamiento del centro, la metodología, etc. como puede ser el ideario del centro, el Reglamento de Régimen Interno (RRI) o cualquier otro documento de tipo organizativo, estén a la mano de las familias, ya sea en su página web, entregada a la hora de matricular al niño.

De esta manera los padres serán conscientes de las peculiaridades del centro, de tal manera, que podrán decidir si están de acuerdo con esas ideas o no.

Si con nuestro trabajo lo que pretendemos es formar una autentica Comunidad Educativa, nosotros los docentes deberemos plantear como actividades indispensables:

  • Colaboración de padres/madres

  • Intercambio de información

  • Participación activa en la educación de sus hijos

  • Pleno acuerdo con el tutor

En tanto en cuanto, consigamos llevar a cabo estas actividades estaremos favoreciendo el desarrollo integral y el crecimiento personal de nuestros alumnos. De manera que las relaciones que se den entre la familia y la escuela son el verdadero epicentro de la actividad educativa y tutorial.

Desde la antigüedad, la escuela y la familia, a pesar de ser conocedoras de que ambas se necesitan, han tendido a marcar ciertas distancias, aunque, desde hace algunos años, y gracias a cambios sociales y culturales, estas relaciones se han ido favoreciendo. En la actualidad, y tras varios estudios, las relaciones familia – escuela, han tomado gran importancia, dado que los resultados que se han obtenido marcan que esta relación es muy importante para la educación de los alumnos.

Así, encontramos ciertos estudios que nos arrojan la siguiente información: Según Deslandes (2004) la participación activa de los padres tiene efectos positivos en los resultados escolares y sobre el comportamiento de los alumnos. Por este motivo se incrementa la probabilidad de que el alumno sea capaz de progresar en los aprendizajes y en su desarrollo como persona. Tras los estudios de Olmsted (1991) se concluyó que la participación de las familias ofrece beneficios para estas, dado que obtienen las herramientas para aprender a desarrollar competencias especificas que guardan relación con competencias específicas relacionadas con la escuela y con la escolarización de los niños. Al conocer ciertos aspectos específicos de la escuela, las familias se implican más y contribuyen, tanto en la escuela como en el aula. Así mismo, la participación de las familias también ofrece beneficios para el funcionamiento de los centros, dado que, al tratarse de una expresión de democratización, favorece el enriquecimiento de los objetivos y mejora su funcionamiento. Así mismo, en España, también se realizaron estudios que ofrecían datos positivos entre los factores que intervenían en el rendimiento de los estudiantes y en el éxito escolar de los alumnos y la implicación de las familias, tanto en la escuela, como en el proyecto educativo de sus hijos. Por ejemplo, los estudios levados a cabo por Bolívar (2006), concluían que cuando las escuelas trabajan conjuntamente con las familias, los hijos incrementan el rendimiento académico y el centro mejora la calidad educativa.

Noelia Carbonell Bernal

Noelia Carbonell Bernal

"Lo único que hace inalcanzable algo es dejar de luchar"
Noelia Carbonell Bernal

Latest posts by Noelia Carbonell Bernal (see all)

(Visited 54 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *